Rocío Molina, Premio Nacional de Danza

La bailaora malagueña Rocío Molina, de 26 años, ha sido premiada como mejor intérprete por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM), por su aportación a la renovación del flamenco.

Cada uno de sus siete montajes ha sido bendecido por crítica y público. Sin ir más lejos, este mismo año el propio Baryshnikov se rindió literalmente a sus pies cuando la vio bailar Oro Viejo en el City Center de Nueva York. Poseedora de un sello propio en el flamenco más innovador, Molina arriesga en cada propuesta y esa osadía le ha hecho merecedora, del Premio de la Prensa Mario Maya al Baile (2008), el Premio Giraldillo a la Mejor Coreografía (2008) y el Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez por Oro viejo (2009), entre otros galardones.

Nos lo cuenta Málaga Hoy. En el vídeo, un fragmento de Oro Viejo.

Danza china de los palillos

Es curioso, porque en algunas zonas del sur de España a las castañuelas las llaman palillos.  Los chinos usan los palillos para comer, tradición que posiblemente tenga su origen en la necesidad de retirar los alimentos de las brasas sin quemarse, pero también usan palillos en este baile popular, que se llama la danza de los palillos, en el cual el baila­rín maneja diestramente un par de palillos en cada una de sus manos, y los hace sonar de forma remotamente parecida a las castañuelas de las bailarinas españolas.

Más información sobre el uso de palillos en China