Haka: danza maorí

Cuenta la socorrida Wikipedia que “Haka es un término que sirve para definir cualquier danza tribal maorí, pero se suele referir con este nombre de forma específica a la danza de guerra tribal maorí. No obstante, se suele utilizar como danza de bienvenida y es signo de hospitalidad”.

Actualmente la Haka se suele ver escenificada instantes antes del inicio cada partido de los All Blacks, el equipo nacional de rugby de Nueva Zelanda y de sus pares de Samoa, Tonga, Fiyi e Isla de Pascua, además del equipo de fútbol americano de la Universidad de Brigham Young (BYU, debido a su gran cantidad de alumnos procedentes de islas del Pacífico); con la intención de hacer patente el respeto a su historia y cultura y también para impactar en la concentración del equipo rival.

 

La Danza de los Voladores en portada de la Unesco

Voladores de PapantlaEn marzo publicamos la Danza de los Voladores de Papantla. Hoy vemos con satisfacción que es portada de la revista de la UNESCO. Actualmente hay unos 800 voladores, la mayoría de ellos concentrados en la región del Totonacapan, en municipios como Papantla, Coyutla y Espinal. Si no conoces esta danza puedes ver el vídeo y la descripción en: Danza de los Voladores de Papantla, en peligro de extinción. Más información sobre esta noticia.

Danza de los Voladores de Papantla, en peligro de extinción

En Papantla se conoce como el vuelo de los muertos. Declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en septiembre de 2009, la Danza de los Voladores es una de las danzas rituales precolombinas que sobrevivieron a la conquista. Sin embargo, 300 danzantes de cuatro estados de México y de Guatemala advierten que este ritual está en peligro de extinción:

“Se dice que las tradiciones emigran junto con las personas pero en este caso no ha sucedido así, nuestra gente no monta un palo ceremonial en Nueva York o en Los Angeles para danzar a los dioses, y el ritual está muriendo”, señala Francisco Hernández, maestro caporal de la Escuela de Niños Voladores de Papantla.

El juego del Volador es un ritual indígena originario de mesoamérica que se caracteriza por el uso de aparatos giratorios y maniobras acrobáticas. Cuatro danzantes, que representan los cuatro puntos cardinales, con trajes llenos de colorido, que representan las aves tropicales. A más 20 metros en lo alto de la estructura, se sitúa el caporal, personaje que toca un tambor y una flauta, y coordina el ritual.

Cada danzante volador salta al vacío, sujeto por la cintura, boca abajo y afianzándose con las piernas y gira 13 veces cada uno de ellos, que multiplicado por los cuatro voladores da el resultado de 52, ya que este número es el símbolo del ciclo de 52 años del calendario indígena o Xiuhmolpilli.

Sus orígenes se remontan al Período Preclásico Medio mesoamericano, y se han encontrado representaciones de este ritual en la cerámica funeraria de las culturas de Occidente (Colima, Jalisco y Nayarit). Posteriormente pasó a otro pueblos, muy probablemente relacionada con el sacrificio gladiatorio y los cultos de la fertilidad. En la actualidad sobrevive entre los nahuas y los totonacos de la Sierra Norte de Puebla y el Totonacapan veracruzano.

Más información en la Wikipedia.

Ritos aztecas y mayas en la Cité de la Musique

El video muestra la Danza del Venado, en versión del Ballet Folklórico de México. Qué lástima no poder estar este fin de semana en la Cité de la Musique de la Villette, al noreste de París, pues México y Guatemala están representando ceremonias rituales ancestrales, con la participación de diferentes conjuntos musicales y artísticos guatemaltecos de música y baile Kakchiquel.

Música relacionada con la visión cosmológica de sus ancestros y también con la historia de la conquista española. Grupos de la etnia maya Kakchiquel, como el conjunto Aj de Comalapa, el grupo de danza Nacoj de Santo Domingo Xenacoj y la Compañía Sotzil de Sololá, ofrecieron un ritual maya de homenaje al Cielo y a la Tierra.

El conjunto mexicano Tribu y el Grupo de danza Huitzicalpulli, llevaron danzantes chichimecas, que ofrecieron la “danza del venado”, donde se pone en escena la relación entre el mundo natural de las plantas y los animales, emblema de la nación yaqui, situada al norte del Estado mexicano de Sonora.

Hoy a mediodía han representado la ceremonia azteca de los glyfos y el saludo a las seis direcciones.

Os dejo con el vídeo y espero que os guste.

Vía El Universal